Etiquetas

, , , ,

 

 

Cayo Julio Cesar futuro dictador romano, mostró su fuerte carácter cuando todavía era un joven aristócrata, que buscaba hacerse un hueco dentro de la política romana. Cuando todavía contaba con 25 años, mientras navegaba con destino a la ciudad de Rodas, para estudiar oratoria fue asaltado por piratas cilicios, que le tomaron como preso con la intención de cobrar un rescate, desconociendo totalmente quien era, únicamente viendo sus caros ropajes sabrían que podría pedir un alto precio por él.

La petición inicial por su rescate fueron de 20 talentos, cosa que Julio César hizo reírse por tal minúscula cifra, anteponiendo que podían pedir por él al menos  50 talentos, reflejando con ello su enorme carisma ante la perplejidad de los piratas.

Sin duda esta suma tan alta tardaron en reunirla los ayudante de Julio César 38 días, por lo que se mantuvo cautivo al futuro dictador, quien durante este tiempo no fue indiferente, mandando callar a los piratas cuando estos impedían dejarle dormir, llegando incluso a reemprenderles cuando estos no mostraban entusiasmo cuando recitaba poemas.

 

 

 

La recaudación del pago se realizó, poniendo en libertad a César, quien juró que capturaría a aquellos indeseables y no tardo en ponerse en marcha, desde el mismo puerto de Mileto, donde le liberaron, zarpó desde allí con una expedición a la búsqueda de sus captores, encontrándoles y capturándoles en la ciudad de Pergamo. El final de ellos, crucificados.

Anuncios