Patrimonio de la Corona

A los primeros Borbones nunca les gustó El Escorial. El monumental y frío edificio les recordaba las glorias de la dinastía precedente. Lo frecuentaron escasamente y sin excesivo interés. No realizaron intervenciones destacadas y tanto Felipe V como Fernando VI, en una clara ruptura con la tradición, prefirieron ser enterrados en otro sitio.

Eso es lo que se ha escrito con frecuencia sobre la relación entre los sucesores de los Austrias y el célebre monasterio. ¿Pero es cierto?

FELIPE V (1700-1746)

La Guerra de Sucesión apenas alteró la vida del monasterio. En junio de 1706 los austracistas entraron en Madrid y acamparon cerca de Segovia, se temió un saqueo del monasterio que, por suerte, no se produjo. En setiembre de 1710, la comunidad tuvo que acoger precipitadamente de noche a la reina María Luisa Gabriela de Saboya y a su séquito, que habían huido de Madrid.

Pintura propagandística mostrando a…

Ver la entrada original 1.643 palabras más

Anuncios