Recordando viejas series histórica, estoy rememorando la serie de los Tudors, basada en la vida del rey Enrique VIII, quien hereda el trono inglés tras la muerte de su padre, vencedor de la guerra de las dos rosas.

Hombre de gran ego, que intentará agigantar Inglaterra, enfrentándose tanto a la Iglesia, como a otros hombres poderosos como fueron Carlos I rey de España y Francisco I rey de Francia, acordando continuos acuerdos de paz y fomentando intrigas.