Gladiadores, personas afamadas, temidas y esclavas de un mundo en el que la sangre era una diversión.

GABRIEL ROSSELLÓ, ESCRITOR

¿Sabías que el primer combate de gladiadores se remonta al 264 a.C., es decir, casi 500 años después de la fundación de la ciudad? ¿Y que el último se dio en el año 404 d.C., en el que Honorio, hijo de Teodosio (que oficializó el Cristianismo en Roma) prohibió esta práctica por considerarla alejada de la moral cristiana?

Y es que aunque el Coliseo (fundado en el año 80 d.C.) y los gladiadores parecen formar parte de toda la historia de Roma, que llegó a acumular más de mil años, en realidad hay que reconocer que solo ocuparon algo más de la mitad de la misma, teniendo su apogeo a finales de la República y en los primeros tiempos del Imperio.

En los tiempos convulsos de la República los magistrados constataron el éxito de las luchas de gladiadores para contentar a la plebe, y desde entonces se…

Ver la entrada original 1.303 palabras más

Anuncios