Etiquetas

, , , ,

024_guardia-pretoriana_006

 

La guardia pretoriana, era un cuerpo de élite cuya función encomendada era la de la protección del emperador, pero este grupo especial de soldados ya existía en tiempos anteriores a la etapa del imperio romano.

La palabra pretoriano procede de la tienda que se montaba para el general del ejército, durante las campañas militares, conocida con el nombre de praetorum.

 

4c6bc-pretoriano

 

Los orígenes en los que se remontan la creación de este grupo de élite del ejército romano se remontan a los tiempos de la familia de los Escipiones, conservándose documentación sobre ella en tiempos de Escipión Emiliano, alrededor del año 146 a.C, quien en su marcha hacia la conquista de la ciudad de Numancia, se hizo escoltar por un grupo de 500 amigos, quienes formarían su guardia personal.

Sería desde entonces cuando generales del ejército, durante la época de la republica romana, se rodeaban de una guardia de escoltas para su protección, acampando estos junto al praetorium, del mando principal del ejército.

 

casco-de-la-guardia-pretoriana

 

Personajes destacados de Roma, tales como Julio César, Marco Antonio y ya el emperador César Augusto, formaron cada uno de ellos su cohorte de escoltas, conocidas desde entonces como cohors praetoria. Durante el gobierno de Augusto, ya iniciada la época del imperio romano, doto a los integrantes de la guardia pretoriana de funciones políticas, así entre los miembros de estos soldados nombro a dos integrantes como prefectos del pretorio, quienes con el paso del tiempo se convertirían en el brazo derecho del emperador, adquiriendo una gran importancia dentro de la política romana, llegando a participar en las caídas de los emperadores.

La guardia en la ciudad de Roma se encontraba asentada en la llamada castra praetoira, campamento pretoriano, teniendo como función principal la protección del emperador y la de su familia, además la de patrullar y vigilar el palacio imperial y edificios más representativas de la ciudad de Roma.

 

024_guardia-pretoriana_002

 

Los miembros de esta guardia a parte del prestigio de pertenecer a la unidad de élite encargada de la protección de la máxima distinción del imperio romano, se diferenciaba del resto de la legión, entre otras cosas, del doble de la paga además de privilegios que conlleva su pertenencia en ella. Muchos de los emperadores proclamados, cuando ascendían al poder, solían gratificar a la guardia con una paga extra y la subida del salario, para asegurarse con ello su fidelidad.

Anuncios