Roma restaurará el Ludus Magnus, la mayor escuela de gladiadores de la antigüedad

El antiguo túnel subterráneo que unía el Coliseo con los barracones de entrenamiento de los gladiadores podría ser restaurado y abierto al público gracias a una donación de Kuwait

gladiadores-coliseo

La Gran Escuela de Gladiadores junto al Coliseo en Roma será restaurada. Foto: Getty Images

Generaciones de gladiadores vivieron y entrenaron en el Ludus Magnus o Gran Escuela de Entrenamiento de Gladiadores, la mayor instalación de ese tipo en Roma, situada a escasos metros del anfiteatro.

Los restos de la escuela de entrenamiento son aún visibles, comprimidos entre dos vías muy transitadas a la sombra del Coliseo y frecuentemente llenos de basura.

Las autoridades de Roma han querido restaurar desde hace tiempo el sitio arqueológico y abrir el túnel que va desde los barracones hasta las entrañas del Coliseo.

Los gladiadores se ponían sus cascos y armaduras y recogían sus armas antes de caminar a través del pasadizo iluminado con antorchas para terminar surgiendo en la arena del anfiteatro, en escenas memorablemente representadas en la película de Ridley Scott Gladiator, protagonizada por Russell Crowe.

Ahora, Roma está a punto de firmar con el gobierno de Kuwait un acuerdo por valor de 1,5 millones de libras que ayudará a financiar los trabajos.

“Estamos en conversaciones con Kuwait, uno de los países que ha mostrado interés en invertir en el patrimonio cultural de Roma”, ha señalado un portavoz del ayuntamiento”.

“Durante años, el área en torno a la escuela de gladiadores ha estado olvidada, y era imposible visitarla”.

“Esperamos realizar algunas mejoras significativas y reestructurar toda la zona”.

Funcionarios del patrimonio cultural admitieron recientemente en un informe que el Ludus Magnus estaba en “mal estado, lo cual es totalmente incomprensible y de todo punto sin sentido dado los miles de personas que buscan las ruinas cada día”.

Con sitios como Pompeya que se deterioran de manera alarmante con el colapso de muros e incluso villas enteras, Italia está buscando empresas privadas y mecenas extranjeros que acudan al rescate de la variedad inigualable de su herencia cultural.

En Roma, Bulgari está pagando la restauración de la Plaza de España, la empresa de calzado Tod’s sufraga la limpieza del Coliseo y Fendi está financiando la reparación de la Fontana de Trevi.

En Venecia, el Puente de madera de la Academia va a ser restaurado gracias a la aportación de 1,2 millones de libras de la empresa de gafas de sol Luxottica.

Y el Puente de Rialto, uno de los los cuatro puentes que cruzan el Gran Canal y probablemente el más conocido de Venecia, está siendo limpiado y restaurado por Renzo Rosso, el fundador de la empresa de vaqueros Diesel.

POST del Blog:https://latunicadeneso.wordpress.com/2015/06/05/roma-restaurara-el-ludus-magnus-la-mayor-escuela-de-gladiadores-de-la-antiguedad/

Anuncios