Etiquetas

, , , , ,

Articulo publicado en diario ABC:http://www.abc.es/madrid/tops/20150317/abci-claves-busqueda-restos-cervantes-201503161008_1.html

 

220px-Cervates_jauregui

¿Por qué quiso ser enterrado en el convento de las Trinitarias?

El presidente de la RAE, Darío Villanueva, cuyo discurso de ingreso en la institución versó precisamente sobre El Quijote, respondió a EFE en una entrevista en junio último, cuando aún era secretario de la academia: «Cervantes pidió ser enterrado allí probablemente por dos motivos: uno, por su gratitud a la orden Trinitaria, que fue la que lo rescató de Argel; y otro, porque su hija, Isabel de Saavedra, era profesa en ese convento».

Pero el último deseo de Miguel de Cervantes (1547-1616) fue una excentricidad, porque para ser enterrado en el convento necesitó un permiso específico de la fundadora, licencia que, por cierto, obtuvo por la estrecha relación que le unía a la familia de esta. Fue Juana Gaitán Romero, hija del maestre de campo Julián Romero, la que fundó en 1612 del convento de las Trinitarias, una tarea para la que recibió la ayuda del escritor.

«Cuando Cervantes se entera de que quiere hacer un convento dedicado a la orden, inmediatamente se pone a su servicio y, en lugar de darle dinero, se ofrece para hacer gestiones que agilicen la fundación», explicó en una entrevista con EFE en junio el historiador Fernando de Prado, impulsor del proyecto para identificar los restos del escritor. Esa ayuda fue la que facilitó que, cuando Cervantes solicitó el permiso para ser enterrado en la iglesia conventual, la fundadora lo concediese tanto para él como para su esposa, Catalina de Salazar.

Cervantes sentía devoción por los Trinitarios porque a esta orden fundada a finales del siglo XII para liberar a los cautivos le debía la vida: le habían salvado, junto a su hermano, de la prisión en la Berbería. Por eso quiso enterrarse en esa modesta iglesia recién fundada que no tenía relevancia alguna en el Madrid del siglo XVII.

¿Cómo se sabe que sus restos no salieron de la Iglesia?

Cuando el convento fue refundado, en 1673, comenzaron las obras para ampliarlo, pero los restos del ilustre escritor no salieron de la iglesia, según documentó en 1870 la Real Academia Española en la obra «La sepultura de Cervantes», encargada a su entonces director, el marqués de Molins. Las paredes que ahora siguen habitando trece monjas trinitarias a punto estuvieron de ser derrumbadas, pero sobrevivieron tras la intervención de la RAE.

Ahora guardan la historia literaria no solo de Cervantes, sino también de otros genios del siglo XVII como Lope de Vega o Pedro Calderón de la Barca, que habitaron esas calles que ahora se conocen como Barrio de las Letras precisamente porque albergaron las vidas, rumores y bulos de los grandes literatos del Siglo de Oro.

¿Cómo han descubierto que está enterrado en la cripta?

Los trabajos comenzaron a finales de abril del año pasado, cuando elequipo de georradaristas liderado por el codirector del proyecto Luis Avial localizó cuatro sepulturas en la iglesia y la cripta con los nichos donde se han localizado los restos. Tras meses de gestiones para obtener los permisos pertinentes –entre ellos los de la Comunidad de Madrid– el pasado 22 de enero comenzó la fase antropológica y una treintena de investigadores accedieron a la cripta, de unos setenta metros cuadrados y ubicada a cinco metros bajo el nivel del suelo, para la recuperación de los restos.

Allí se han constatado más de 200 enterramientos, en su mayoría de niños, que permiten ampliar el conocimiento de cómo era el Madrid de los siglos XVI y XVII, ya que en este tiempo han ido apareciendo momias, ropajes y detalles que arrojan luz sobre los modos de vida de la época.

don-quijote-y-sancho-panza-carstickers-from-vinyl

¿Cómo pueden saber que esos restos corresponden a los del escritor?

Han sido las pruebas con un espectrómetro de masas las que han permitido al equipo liderado por el forense Francisco Etxeberriaanalizar la composición ósea y datar los restos que coincidirían con los de Miguel de Cervantes, su esposa, y otros individuos que fueron enterrados en la misma época, en localizaciones también comprobadas en la investigación.

No obstante, no se ha hallado el esqueleto completo de Cervantes sinohuesos en mal estado, una hipótesis que viene a refrendar el punto de partida de los investigadores. «No vamos a encontrar a Cervantes con su nombre puesto en un ataúd», ironizó el director del proyecto, Francisco Etxeberria, en declaraciones a Efe, cuando en junio del año pasado se presentaron los puntos de enterramiento de la iglesia detectados con un georradar.

¿Quién forma parte del equipo?

El equipo de investigadores que dirige el antropólogo forense Francisco Etxeberría es probablemente el mejor que existe en este tipo de trabajos. Por eso se confía en que, cuando finalice su exhaustiva labor, no quedará ninguna duda sobre si Cervantes yace o no en la cripta de las Trinitarias. Veinticuatro personas forman el equipo de profesionales altamente cualificados dedicados a buscar los restos de Cervantes. Encabezándolo, Francisco Etxeberría, antropólogo forense y presidente de la Sociedad Científica Aranzadi, acompañado de un equipo multidisciplinar en el que se incluyen expertos en muy diversas materias.

Hay un historiador, Fernando de Prado; un técnico en georradar, Luis Avial; y además ingenieros topógrafos, antropólogos forenses, odontólogos, osteoarqueólogos, médicos internistas, un experto en momias, una artista forense y una conservadora del Museo del Traje. Hay profesionales de prestigio de universidades y centros de estudio de Madrid, País Vasco, Granada, Barcelona y Galicia.

¿Qué supone para Madrid este hallazgo?

Los trabajos de búsqueda de los restos óseos de Miguel de Cervantes ya han dado sus primeros resultados: el equivalente a 16,4 millones de euros que hubiera costado una campaña de imagen de Madrid en los medios de comunicación de todo el mundo. La noticia de que la ciudad de Madrid los vestigios del autor del «Quijote» ha dado la vuelta al mundo y ha llevado el nombre de Madrid por los cinco continentes. Tanto, que el Ayuntamiento tuvo que cambiar el lugar en el que presentar los primeros resultados de este proyecto de investigación ante la afluencia de medios de comunicación confirmados.

Una mina de oro de conocimiento sobre el Barroco

Luis Avial confiesa estar «emocionado» con la cantidad deinformación que podrá extraerse sobre los siglos XVI y XVIIcuando terminen los trabajos de documentación en la cripta y los historiadores comiencen a explicar y poner en contexto lo que han encontrado. «Hay técnicos del Museo del Traje que están casi llorando de emoción; se está conociendo muchísima información de cómo se vivía y moría en los siglos XVI y XVII», relata Luis Avial.

Habrá que buscar explicación, por ejemplo, a la gran cantidad de enterramientos encontrados en la cripta, muchos de ellos de niños que fueron sepultados prácticamente de forma simultánea, se cree que enépocas de hambrunas y enfermedades. «Una vez salgan los antropólogos y forenses de la cripta serán los historiadores los que tendrán que poner en contexto todo lo que se encuentre», dice a Efe el georradarista, cuyo trabajo en la primera fase de la investigación permitió localizar en qué partes de la iglesia había sepulturas.

La expectativa de los investigadores de que se encontrarán los restos de Cervantes es «muy, muy elevada», y fue ese primer nicho donde se encontró la tabla el que dio la clave: tras la reforma de la iglesia de las Trinitarias a finales del siglo XVII se depositaron en la cripta los restos de las personas que habían sido enterradas en el templo inicial.

La incógnita del nicho «M. C.»

A los investigadores que analizan cada rincón de la cripta de la iglesia de Las Trinitarias les dio un vuelco el corazón cuando, el primer día de los trabajos, en el primer nicho que examinaron, un corroído tablón de madera se volteó y dejó ver las iniciales M. C. remachadas con tachuelas. Hoy, diez días después, siguen sin poder confirmar que sea el féretro de Cervantes.

No obstante, para el equipo sigue siendo importante este descubrimiento, al que acompañaban, en el mismo nicho, más fragmentos de madera y restos óseos de adultos y niños en muy mal estado. No en vano, el nicho se encontraba en la parte de la cripta más afectada por la humedad, y por tanto, peor conservada. Las misteriosas iniciales M. C. en lo que queda de un antiguo féretro también son importantes por otra circunstancia: en la cripta se han localizado otros muchos ataudes, tanto de adultos como de infantes. Pues bien,ninguno tiene marcados nombres ni iniciales, lo que hace aún más singular esta primera caja de madera.

Sin embargo, el pasado 11 de marzo fuentes cercanas a los investigadores creen haber hallado los restos óseos que podrían corresponderse con los del escritor y su esposa, Catalina de Salazar, según han informado a Efe fuentes cercanas al proyecto. Estos restos, disgregados y «en muy mal estado», se han encontrado junto con material óseo de varios adultos más en uno de los nichos de la cripta distinto al que contenía la tabla con las iniciales M.C., y los análisis de laboratorio externo parecen indicar que son los del padre del Quijote y su esposa.

¿Qué pasará cuando acaben los trabajos?

La madre superiora Sor María Amada de Jesús, del Convento de las Trinitarias Descalzas, ha indicado que, cuando terminen los trabajos de búsqueda, retomarán las visitas al Convento. La religiosa ha explicado a Europa Press que antes de que comenzaran los trabajos para encontrar los restos de Cervantes, se hacían visitas al Convento y, aunque en estos momentos están suspendidas por las labores que se están realizando, ha asegurado que cuando se hallen los restos y finalicen los trabajos, se reanudarán.

Además, ha indicado que el lugar donde está trabajando el equipo de investigación se encuentra «fuera de la clausura», en una cripta a la que se accede por unas escaleras y que, por tanto, es una zona que puede ser visitada. Se trata de un espacio al que pueden acceder las propias monjas y, de hecho, dos hermanas están encargadas de vigilar las labores de búsqueda. En cualquier caso, ha precisado que ahora mismo «no está previsto» dónde reposarían los restos del padre del Quijote en caso de ser encontrados pero que, antes de tomar una decisión desde el Ayuntamiento de Madrid, tendrán que consultarlas y ellas verán si les parece «razonable» lo que les proponen.

Anuncios