Etiquetas

, , , , , , , ,

El insólito caso del Rey que sucedió a su hijo

Articulo publicado en el diario ABC:http://www.abc.es/casa-del-rey/rey-felipe-vi/20150221/abci-breve-201502201623.html

Felipe V había abdicado en su hijo Luis I, que tenía 16 años cuando asumió la Corona, pero el joven apenas reinó 228 días. La viruela acabó con su vida y su padre recuperó el Trono

Los españoles que vivieron en la primera mitad del siglo XVIII fueron testigos de los Reinados más largo y más corto de la historia, pero también vivieron un hecho insólito: un padre que sucedía a su hijo en la Corona.

El Reinado más duradero fue el de Felipe V, que reinó durante 45 años, y el más breve lo protagonizó su hijo, Luis I, que apenas gobernó siete meses: 228 días para ser exactos. Para que se hagan una idea, el de Felipe VI lleva 247 días.

El Príncipe Luis se casó con la Princesa Luisa Isabel de Orleans cuando él tenía quince años y ella doce, por lo que hubo que esperar a que la niña se hiciera mujer para consumar el matrimonio. Luisa Isabel era muy extravagante, pero eso se lo contaremos en otra ocasión.

El Rey Felipe V abdicó en su hijo el 10 de enero de 1724 y Luis se convirtió en Rey de España con 16 años. Ese mismo verano el joven Monarca enfermó de viruela. Su esposa se entregó a cuidarle y sus médicos, dirigidos por el doctor Pedro de Agüenza, le aplicaron el tratamiento de la época: las sangrías. Se llevaron reliquias a sus dependencias, se oficiaron misas y se celebraron procesiones, pero nada surtió efecto: el joven Rey falleció el 31 de agosto.

Fue entonces cuando se produjo una situación insólita: a Luis I debía sucederle su hermano Fernando, de once años, que ocupaba el primer lugar en la línea de Sucesión. Así lo establecían las viejas leyes de la Monarquía, cuya aplicación defendían la Iglesia, la nobleza y el propio Felipe V. Tras su abdicación, el Rey podía ser Regente y reinar en nombre de su hijo, pero no recuperar la Corona.

Tanto Luis como Fernando eran hijos de la primera esposa de Felipe, María Luisa Gabriela de Saboya, que había fallecido en 1714. Su segunda esposa, Isabel de Farnesio, presionó al Rey para que diera marcha atrás y recuperara la Corona con el fin de asegurar un mejor porvenir para sus propios hijos. Felipe V cedió a las presiones de su esposa y, saltándose todas las normas, sucedió a su hijo hasta su muerte, en 1746. Entonces Fernando, el hermano de Luis, se convirtió en Rey de España.

Anuncios